+34 617 366 362 eva@sonamar.net
Viaje a Menorca en velero por San Juan

Viaje a Menorca en velero por San Juan

Las fiestas de San Juan en Ciudadela de Menorca se han convertido en muy populares. Llegar en barco a la isla para poder disfrutar de la travesía, los primeros baños en aguas turquesas y fundirse con las fiestas más esperadas de la antigua capital de la isla es un plan al que pocos pueden decir que no.

Las fiestas de San Juan en Ciudadela

Las fiestas de San Juan provienen de las celebraciones arcaicas del solsticio de verano, que se remontan al S XIV. En ellas se celebraba el triunfo del sol y la luz, al convertirse los días en los más largos del año. Para ello se realizaban diferentes rituales con alusión a la fertilidad y a una mayor productividad de la tierra.

En todo el entorno Mediterráneo, igual que en Menorca se le atribuyen propiedades mágicas a la noche de San Juan.

Ciudadela es una preciosa ciudad que siempre nos invita a viajar en el tiempo, pero durante esos días lo hace aún más. Cada piedra de cada casa nos cuenta un pedacito de historia. Las calles se llenan de arena para que no resbalen los caballos, los grandes protagonistas de esta celebración. El gentío se entrega al ritmo de la música mientras “els caixers” (los jinetes) desfilan alegres levantando a dos patas sus caballos en “es caragol d´es Born”.

Navegando hasta la isla mágica de Menorca en San Juan

Poder disfrutar de unas fiestas tan populares como las de Ciudadela compaginándolo con unos días de navegación por la isla, es sin duda una combinación a tener muy en cuenta.

Menorca en junio es una delicia para los sentidos. Sus calas de aguas cristalinas, el agua que te invita a lanzarte sin más, el ambiente festivo que se respira, viajar con la casa a cuestas, son solo algunos de los atractivos de un viaje hacia la isla mágica.

Normalmente saldremos de Barcelona rumbo a Menorca. La meteorología siempre tiene la última palabra respecto a si podremos navegar por el norte o sur de la isla. Buscamos siempre la parte protegida del viento y la ola para poder navegar y fondear con seguridad y comodidad para pasar la noche en las calas.

Dado que el puerto de Ciudadela es pequeño y que en estas fechas hay una gran demanda, además de tener que pagar un mínimo de tres días de amarre para pasar la noche, en los últimos años buscamos alternativas más económicas. También, hay que hacer la reserva de amarre con meses de antelación y aún y así nunca es seguro conseguir lugar. Así que definimos con el grupo un plan más tranquilo, como puede ser desplazarse desde otros puntos de la isla en autobús y volver en taxi. De esta forma podemos seguir haciendo ruta por la isla sin tener que preocuparnos de más.

En función de cada grupo definiremos por avanzado si volvemos navegando a Barcelona o si se desembarca en la isla. SON A MAR siempre procura adaptar los viajes a las propuestas de cada tripulación, con lo que no dudes en hacer tus propuestas de viaje.

¿Te esperamos para celebrar la noche más corta del año en el mar? Consulta nuestro calendario para ver las plazas disponibles a Menorca en San Juan desde aquí.

 

 

Actividad de Team building en velero para empresas

Actividad de Team building en velero para empresas

Un evento de Team building es una actividad puntual, que permite a los equipos o grupos de trabajo compartir fuera del ámbito laboral una experiencia lúdica. Se desarrolla en un marco informal, divertido, colaborativo. Se presenta un desafío común como realizar una regata de empresa o realizar una navegación conjunta de varios barcos sin competir.

Este tipo de actividad de empresa favorece el conocer mejor a los compañeros y compañeras de trabajo y poder compartir una actividad fuera de la rutina laboral. Todo ello sirve para entablar o reforzar vínculos entre personas en un ambiente nuevo, desafiante y positivo.

 Para qué un evento de Team building en el mar

El mar nos fascina, nos genera admiración por su grandeza, su fuerza, su poder hipnotizador. Nos atrapa en sus redes con solo contemplarlo. Quizás también su magnetismo se deba a los secretos que esconde, a lo cambiante de su naturaleza, lo imprevisible que puede llegar a ser, a la falta de control que ejercemos sobre él.

Largar amarras y entrar en sus dominios nos hace sentir pequeños y grandes a la vez.

Enseguida que soltamos amarras nos damos cuenta de algo muy importante: para que este barco en el que estamos pueda navegar debemos estar unidos, sincronizarnos, comunicarnos, planificar, tener objetivos comunes, distribuir tareas, responsabilizarnos de su ejecución, liderar, en definitiva trabajar en equipo.

Para conseguirlo necesitamos tener confianza, empatía, responsabilidad, saber gestionar expectativas y emociones, mantener una atención plena, enfrentar desafíos, estar motivados…

Un barco es una metáfora poderosa sobre el liderazgo y el trabajo en equipo, en el cual nos planteamos objetivos y metas comunes, en un marco de visión compartida, diseñando planes de acción y llevando a cabo acciones acordadas para poder conseguirlos.

“Cuando no sabemos hacia qué puerto navegamos ningún viento es bueno”. Proverbio danés.

Qué se consigue en una actividad de Team building en veleros

Antes de salir de puerto dedicamos un tiempo a exponer la actividad que vamos a realizar, así como a mostrar las normas de seguridad a todos los participantes. La seguridad es lo primero, con lo que, incluso tratándose de una actividad tipo regata, nuestro objetivo principal es pasarlo bien y realizar el evento con seguridad.

Posteriormente deberemos planificar la maniobra y coordinar las acciones necesarias para que pueda llevarse a cabo satisfactoriamente, para así poder salir a navegar.

  • Se practicará la coordinación y comunicación para largar amarras, subiremos defensas y nos haremos a la mar.

Llega la hora de izar velas.

Aprenderemos el funcionamiento de winches y mordedores, identificaremos los cabos necesarios para realizar la tarea y cómo conseguir realizar la acción de forma eficiente y segura. Nos ponemos manos a la obra.

  • Practicaremos la sincronización, la comunicación, la confianza, el espíritu de trabajo en equipo.

Tenemos las velas izadas, y ¿ahora qué?

Tanto si se trata de una regata corporativa en veleros o de una navegación conjunta de varios barcos sin competición, llega el momento de tomar decisiones en situaciones desafiantes.

Tendremos que decidir nuestro rumbo y orientar las velas para llegar a nuestro objetivo en el momento oportuno, para ello habrá que maniobrar (virar, trasluchar, ajustar el tamaño de las velas para el viento del momento)

  • Descubriremos las competencias, recursos, fortalezas y limitaciones (personales y del equipo), lo que nos llevará a desarrollar la creatividad, flexibilidad y habilidades para responder a las exigencias del momento en situaciones poco conocidas y posibles cambios de viento. Nos daremos cuenta de la importancia del apoyo, la comunicación, el compromiso, el liderazgo y la cohesión del equipo.

Finalmente os dejamos con una frase que nos encanta y que refleja muy bien lo que está en manos del equipo hacer para que todos salgamos ganando.

“El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie, el realista ajusta las velas”. William George.

Puedes contactar con SON A MAR para un presupuesto a medida desde aquí.

Qué tener en cuenta a la hora de alquilar un barco con seguridad

Qué tener en cuenta a la hora de alquilar un barco con seguridad

Qué tener en cuenta a la hora de alquilar un barco con seguridad

El sector de la náutica ha crecido mucho en los últimos años. Cada vez son más los que se aventuran a alquilar un barco con o sin patrón. Sin embargo, la gran mayoría desconocen unas normas básicas a tener en cuenta antes de alquilar un barco con o sin patrón. Muy poca gente sabe que no todas las embarcaciones que se promocionan en plataformas, portales, redes sociales y aplicaciones que ponen en contacto propietarios de barco con potenciales clientes cumplen con las normativas vigentes al respecto.

La piratería náutica en la actualidad para alquilar un barco

Vivimos en una sociedad en la que se acostumbra a priorizar el coste del producto antes que la seguridad que nos ofrece.

Después de 24 años dedicados profesionalmente al alquiler de velero con patrón y escuela de vela conocemos, desafortunadamente de sobras, la problemática. Por ello te queremos contar en qué riesgos se pueden incurrir cuando no tenemos en cuenta la legalidad vigente.

Un buen precio no es sinónimo de legalidad

Muchos propietarios de barcos deciden alquilar su embarcación con o sin patrón para conseguir unos ingresos extras. Sin embargo, alquilar no es sinónimo de legalidad, lo que puede ir en contra del cliente tanto en seguridad como en realizar unas vacaciones con tranquilidad.

Para poderse alquilar un barco de bandera española debe tener una matrícula tanto en sus costados de proa como en la documentación de la misma que empiece por 6ª. La lista 6ª es para embarcaciones de recreo con ánimo de lucro.  Si encuentras una embarcación cuya matrícula empiece por 7ª se trata de una embarcación de recreo sin ánimo de lucro, por lo tanto, no puede alquilarse. Tener un barco en lista 6ª supone un gasto mayor que tenerlo en 7ª. Asimismo, el segundo no va a pagar impuestos, de ahí que puedas encontrar diferencias de precio significativas.

También existe una problemática mayúscula con la gran cantidad de embarcaciones extranjeras que operan sin ningún control en todo el territorio.

¿Qué ocurre si alquilo un barco ilegal?

Como ya nos han contado unas cuantas personas que alquilaron un barco ilegal, puede que te quedes sin vacaciones. La Guardia Civil, responsable del control de costas podría inmovilizar el barco si no cumpliera con las normativas en vigor. También es muy importante saber que, en el desafortunado caso que sucediera un accidente, los ocupantes no estarían cubiertos por seguro alguno, al tratarse de un alquiler no autorizado.

Patrones profesionales o deportivos

Para poder trabajar como patrón profesionalmente, es decir, ser el responsable de un barco como patrón remunerado que tiene gente bajo su responsabilidad, es preciso disponer de un título profesional. A día de hoy, hay muchos patrones con titulaciones deportivas trabajando, cuando estas titulaciones no permiten realizar esta actividad.

Puede que valga la pena, sabiendo todo esto, asegurarse de qué embarcación estás alquilando y con qué patrón vas a irte de vacaciones, para poder ahorrarte posibles inconvenientes. Alquilar un barco con seguridad es imprescindible. 

 

Un viaje diferente para el puente de Mayo

Un viaje diferente para el puente de Mayo

No hace falta irse muy lejos para disfrutar de un viaje diferente y que sin duda pueda sorprenderte. Realizar un viaje en velero con un grupo de amig@s o apuntarte tu sol@ es una opción muy recomendable y te contamos por qué.

Alquilar un velero con patrón para tu viaje del puente de Mayo

Patrona SON A MARTener experiencia previa no es un necesario para formar parte de una tripulación a la hora de alquilar un velero con patrón. Particularmente, como patrona profesional de mi propio velero desde hace más de dos décadas, disfruto muchísimo de enseñar y hacer que todo el mundo participe en las maniobras de a bordo. Para aquellos que no han navegado nunca es toda una experiencia descubrir el mundo marino desde el propio mar.

A diferencia de un viaje por tierra, el mar nos atrapa desde el primer momento. El ritmo a bordo es el que marca el viento y la meteorología. El reloj deja de marcar los tiempos, pues el momento que vives se convierte en el único que existe. Esta abducción y desconexión de los ritmos habituales es lo que fascina a la mayoría de los que se embarcan.

Escapada de primavera

Aprovechar para realizar un viaje o escapada diferente durante el puente de Mayo nos ofrece la posibilidad de disfrutar de navegaciones primaverales. Además de poder deleitarse visitando calas y puertos sin aglomeraciones, en esta época la naturaleza se abre en todo su esplendor ante nuestros ojos. Tanto la opción de realizar una travesía a vela hasta Baleares como navegar desde Barcelona hacia la Costa Brava son alternativas óptimas para disfrutar del mar y de la vida a bordo.

Apuntarse sola/o a un viaje en velero el puente de mayo

Si no coincides en fechas o preferencias con tu grupo de amig@s también hay la opción de apuntarse individualmente a un viaje en velero. Esta elección supone no solamente descubrir el mar desde un barco sino también conocer gente nueva con las mismas afinidades. Son viajes muy divertidos, en los que cada integrante de la tripulación sabe que son viajes para compartir y disfrutar en común. Es por ello que en muchísimas ocasiones se forman grupos indivisibles, que querrán repetir de nuevo juntos. Prepara con nosotr@s tu próximo viaje del puente de Mayo

Buena mar a tod@s!

Si no quieres quedarte en tierra puedes ver aquí los próximos viajes y pedirnos información.

Viaje en velero en Semana Santa

Viaje en velero en Semana Santa

Realizar un viaje en velero con patrón aprovechando el puente de Semana Santa es una buena oportunidad de comenzar la temporada de navegación.

En esta época navegar hasta las Islas Baleares es una muy buena forma de descubrir las islas en su esencia. Durante la primavera las calas se encuentran solitarias para poder disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor. Además, es barato y fácil encontrar amarre en los puertos que durante el verano están más llenos.

Un viaje de contacto con el mar

Velero semana santaMientras en tierra las caravanas de coches y las colas se incrementan, en el mar reina otro ritmo totalmente diferente. Una vez salimos del puerto en Barcelona, nos adentramos en el universo marino. En contraste con la tierra, aquí manda el viento que nos llevará hasta nuestro destino. Sobre todo priorizamos que la travesía sea plácida. Por eso nos planteamos una ruta original, que en un velero a veces hay que modificar para que todos disfrutemos más de la experiencia. Puede suceder, por ejemplo, que cambiemos el plan de navegar hasta Menorca por el de Mallorca o Costa Brava si la meteorología lo aconseja. De todos modos una vez a bordo, uno ya se funde con el ritmo marino con lo que aquello que realmente importa: navegar y descubrir lugares desde el mar.

Viaje en Semana Santa: travesía a las islas

 La travesía hasta Baleares desde Barcelona nos ofrece atractivos incomparables. En primer lugar, será necesario navegar también de noche. Sin duda supondrá poder disfrutar de cielos estrellados y la magia del plancton luminiscente. Por otro lado, aumentamos las probabilidades de avistar delfines y otros cetáceos. Asimismo, cuando para llegar a un lugar necesitas horas de viaje, la aparición de tierra ante la proa se convierte siempre en una sensación única. Viajar en velero supone valorar y recordar cada lugar que visitas.

Una vez llegamos al lugar de destino, fondeamos en alguna cala solitaria. Para algunos puede suponer el primer baño de la temporada. Más tarde podemos decidir entrar a dormir en algún puerto para cenar fuera y pasear. O pasar la noche fondeados con la visión de alguna playa solitaria y de toda la naturaleza que le rodea.

Viaje en veleroNavegar solo o en grupo

En SON A MAR te ofrecemos la posibilidad de reservar tu viaje con tu grupo de amig@s o de apuntarte sol@ en un viaje en Semana Santa para compartir con otras personas. De cualquier manera, podrás disfrutar de una desconexión única en contacto con el mar y la naturaleza. ¿Te animas a descubrirlo por ti mism@? MIra nuestra programación de viajes aquí o haz tu propuesta desde aquí.

 

Navegar a vela

Navegar a vela

Conectar con la naturaleza viajando en un barco

¿Navegar a vela? Vivimos en un mundo de prisas, inmersos en lo urgente, que apremia. Sin duda cuesta encontrar espacio para nosotros mismos y para reconectar con la naturaleza. No obstante, a veces tenemos más cerca de lo que pensamos la forma de hacerlo.

Navegar a vela como viaje de naturaleza

Ya en tiempos remotos nuestros ancestros descubrieron que el poder de una vela empujada por el viento podía hacerles llegar bien lejos. A diferencia de ellos hoy disponemos de comodidades que jamás habrían soñado. También la navegación a vela ha cambiado su objetivo comercial por uno más recreativo o personal. Ahora navegamos con más seguridad que nunca y con comodidades insospechadas en la antigüedad.

Desde el principio el mar nos fascina, nos genera admiración por su grandeza, su fuerza. Quizás su magnetismo se deba a la falta de control que ejercemos sobre él.

El mar impone sus propias condiciones y cuando nosotros los humanos nos decidimos a entrar en su territorio aceptamos, sin saberlo una de sus normas fundamentales:

En el mar se vive en el presente

Por eso, nada más cruzar la bocana del puerto somos invitados a vivir la experiencia de formar parte de un entorno fascinante, en el AHORA.

Navegar a velaPor consiguiente, nos sumergimos plenamente y sin distracciones en un marco natural de belleza incomparable. Mientras el barco avanza, las prisas de la ciudad van quedando atrás. Después de unas horas navegando ya nos parece que fue ayer que partimos. Por lo visto nada era tan importante, pues queda en nuestra estela muy rápidamente.

Al mismo tiempo, el planeta sigue girando, con lo que se suceden puestas de sol, cúpulas de estrellas y lunas con distintas caras.

En contraste con el ritmo apresurado al que estamos acostumbrados a vivir en tierra, en el mar no hay más opción que fluir con los elementos. Quien manda es la dirección e intensidad del viento y la ola. Por lo tanto, no nos queda otra que adaptarnos a sus reglas, las de la naturaleza.

Después de más de dos décadas realizando viajes en velero por el Mediterráneo con infinidad de grupos, he podido verificar algunas de las cosas que nos conquista a la mayoría de nosotros: levantarse en un fondeo y saltar directamente al agua cristalina para desperezarnos; adaptar nuestros horarios a los del ritmo de navegación, en vez de a los del reloj; seguir sorprendiéndonos cada vez que un grupo de delfines sigue el barco; o encantarnos observando los cambios de color del agua, del mismo modo que nos hechizamos viendo una hoguera.

¿Te animas a experimentarlo por ti mism@? Puedes apuntarte sol@, en familia o con tu grupo de amigos. Y sumérgete en un universo de naturaleza y sensaciones al navegar a vela.